Resolución de conflictos a través de historias

Se trata de exponer el conflicto que haya surgido entre algunos miembros del grupo, a través de la narración de una historia. Esta dinámica puede ayudar a los niños pequeños a distanciarse de un conflicto para que ellos mismos y sus compañeros puedan discutir sus conductas y proponer soluciones.

 

Lo primero es conocer el conflicto. Y dejar pasar un tiempo antes de abordarlo (hasta la hora de la asamblea, por ejemplo). En la asamblea el monitor comienza a contar una historia sobre la situación del conflicto, pero lo hace usando el formato “había una vez…”, cambiando los nombres de los niños, por personajes de cuento (animales, otros nombres…), pero manteniendo la esencia del conflicto (por ejemplo: Pepito no deja jugar a Juanita, o Jaimito no quiere compartir sus juguetes). Cuando la historia alcanza el punto del conflicto, el monitor para la narración y pide sugerencias al grupo sobre cómo resolverlo. El monitor incorpora una de las sugerencias de los niños a la historia y la finaliza con la solución del problema. Para terminar se pregunta a los participantes en el conflicto si con esta solución se podría haber resuelto su conflicto, o si les parece buena idea intentar esta solución la próxima vez que surja el problema.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¡Para cualquier duda!

whatsapp

654 720 607