El siamés

Hacemos un círculo con todos los participantes y el monitor trae la pelota. Los participantes del juego deberán pasarse ahora el paquete misterioso, es decir, pasarse la pelota entre ellos. La tienen que lanzar, no vale pasarla de mano a mano. Se la pueden pasar a cualquiera que esté del círculo, no importa el orden, eso sí, antes de pasar hay que cerciorarse que a quien le va a pasar te está mirando a los ojos preparado para recibir. Si la pelota se cae al suelo es porque tanto el que pasa como el que recibe no se han compenetrado bien en la mirada o alguno de los dos no estaba atento la jugada del otro. Para no vuelva a pasar esto tienen que formar equipo. Así pues, se pondrán juntos en el círculo, se agarrán de los hombros como si fueran siameses y pasarán a ser un solo jugador, pudiendo usar solo una mano cada uno o cada uno la suya al mismo tiempo compenetrándose para coger la pelota. Se pueden formar también siameses de tres. Si un cuarto entra al siamés se quedará haciendo pareja con el tercero que entró y los dos primeros volveran jugar individualmente y podrán usar sus dos manos otra vez... ¡Quizá esta vez estén más atentos de poner en juego no solo sus manos, sino todos los sentidos!

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¡Para cualquier duda!

whatsapp

654 720 607