Abanico

Este juego debe hacerse con un grupo que ya se conoce. No importa el tamaño del grupo, ni la edad, ya que si no saben escribir podemos hacerlo de forma oral. Suponemos que es un grupo de preadolescentes. Se sientan en círculo y les repartimos papel y boli a cada uno. Les enseñaremos a hacer un simple abanico (doblando el papel a un lado y luego al otro), y en el primer trozo pondrán su nombre. Se lo pasarán al compañero de la derecha, y este deberá escribir algo bueno de él (guapo, listo, amable, divertido, ayudante, amigo de sus amigos, tolerante, bueno, deportista...). Cuando se considere diremos que pasen el abanico otra vez al de su derecha, y así hasta que el abanico vuelva a su dueño. 

El niño tendrá un abanico de cosas buenas que le habrán escrito sus compañeros. 

El objetivo de esta dinámica es unir al grupo, y elevar la autoestima de cada participante. Podemos usar este juego cuando haya tensión entre ellos, o una discusión, después de solucionarla. 

Podemos acabar la dinámica explicando lo importantes y valiosos que somos, para fomentar la cochesión y las emociones positivas. Debemos también dejarles hablar a ellos para que expresen como se han sentido.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¡Para cualquier duda!

whatsapp

654 720 607