Elijo comprenderte

Con esta actividad se pretende trabajar la cohesión del grupo a través de la empatía, reforzando los lazos de amistad entre los niños/as.

A partir de una situación en la que alguien (animal o persona, es preferible que la historia se base en animales y no en personas para que ningún niño/a se sienta identificado) es injustamente agredido, los niños/as deben analizar distintas formas de responder a la agresión. El objetivo es que, mediante la actividad, se muestren empáticos y, de esta manera, comprendan la dificultad que implica no ser aceptado o, aún más, ser rechazado por un grupo social.

El monitor/a planteará al grupo una situación conflictiva por ejemplo: en el grupo hemos observado rechazo social, discriminación… el monitor/a contará una historia (inventada y breve) en la que aparezca un conflicto parecido al que sucede en el grupo. ¿Qué creéis que siente fulanito ante esta situación? ¿Qué podría hacer? Seguidamente, el monitor/a dividirá al grupo en varios subgrupos para que los niños/as reflexionen sobre la forma de responder a esta situación conflictiva.

 

Finalmente, el monitor/a hará una puesta en común con las soluciones de cada grupo. Si las respuestas no son asertivas, el monitor/a deberá señalar formas positivas de responder a la agresión como interrogarse sobre su conducta, señalar el impacto de su conducta sobre los demás y las consecuencias que pueden derivar para sus relaciones interpersonales.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¡Para cualquier duda!

whatsapp

654 720 607