Catán-tán

El juego Catán-tán esta basado en el juego de mesa CATAN de rol. Para aplicarlo dentro de un campamento se ha simplificado sus normas y reglas para facilitar su funcionalidad y dinámica.

Personas: pequeños grupos/individual.

Material: - cartas con dibujos/figuras de: trigo, marcilla, madera, piedra y ovejas.

             - cartas de comodín: 1 punto adicional, robar material, 2 caminos gratis,                      elegir material, etc.

             - figuras y fichas de: ciudades, pueblos y caminos.

             - dos dados

Metodología: El objetivo del juego es construir  pueblos, ciudades y caminos sobre un tablero que es distinto cada vez, mientras se van acumulando varios tipos de cartas. Todos estos elementos proporcionan distintas puntuaciones, ganando la partida primer jugador/equipo que llega a los diez puntos.

Desarrollo: El juego se inicia colocando las fichas del tablero. Los equipos se colocan por grupos alrededor del tablero. El tablero está formado por fichas que se mueven dibujadas en papel continuo gigante y cada ficha tiene un número y un dibujo. Las cartas están dibujadas y plastificadas en grande para poder jugar. El tablero y las fichas son indénticas al juego oficial del Catán.

                 Para establecer los turnos de los equipos se realiza una MINI-PRUEBA para organizar el orden del juego. Quien gane la prueba tendrá la primera posición y así sucesivamente al resto de los equipos. El primero podrá lanzar los dados y comenzar la partida. A partir del lanzamiento de dados se reparten las cartas que haya tocado a cada equipo y por ordne cada equipo juega sus cartas para comprar o vender materiales para poder construir caminos, pueblos o ciudades o poder negociar con otros equipos. Los turnos van pasando y cada equipo juega sus cartas hasta que se realiace otra mini prueba para establecer un nuevo orden y lanzamiento de dados. Además, hay que señalar que los monitores son la granja grande donde se guardan las cartas para que los equipos puedan comprar o vender los materiales que necesiten. Poco a poco el tablero se va llenando de caminos, pueblos y ciudades de los diferentes equipos.

Existen posibles Mini-pruebas como: dibujar un elefante con la boca, cantar una canción, decir un piropo, resolver una fórmula matematica, hacer una figura humana, representar una película, imitar a un monitor/a, etc.

 

Este juego sigue las normas del juego oficial del Catán pero adaptadas a la dinámica de campamento. Es un juego muy divertido y cooperativo para todos los acampados/as. A jugaaaaaaarrrr!!!!

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar